Entrevista a Luis Oromi, Safari Salama y su pasión por los viajes en moto

Interview with Luis Oromi
Hoy, en nuestra sección de entrevistas, conocemos los viajes y aventuras en moto desde la perspectiva de Luis Oromi, uno de los motoviajeros más queridos y reconocidos de España, con el que descubrimos también su libro Safari Salama.

Hoy volvemos con nuestra sección de entrevistas a amantes de las motos y los viajes sobre dos ruedas con un amigo más que reconocido dentro del panorama motero de nuestro país. Luis Oromí es un apasionado de los viajes y de las motos desde muy joven, dueño de varios exitosos concesionarios de motos en Lleida y Huesca y que lleva más de cuatro décadas en este mundillo.

Además, también es autor del conocido libro Safari Salama, un cuaderno de bitácora con el que muchos hemos podido recorrer a través de sus páginas la increíble ruta que une Ciudad del Cabo hasta el Cairo, un recorrido de 14.000 kilómetros que Luis pudo disfrutar en una preciosa ruta por el continente africano junto a su BMW GS 650.

REVV: Hola Luis, empezamos con una pregunta sencilla: ¿crees que viajar en moto es un arte?

LUIS OROMÍ: Sí, viajar en moto es un arte, un arte que se aprende practicando constantemente.

R: ¿Qué tres cualidades crees que son imprescindibles para ser un buen motorista?

L: Creo que la principal cualidad de un motorista es tener muchas habilidades, es decir, ser habilidoso. Pero, básicamente, para destacar tres habilidades imprescindibles, creo que un buen motorista debe ser perspicaz, valiente y tener muchas ganas de disfrutar con la moto.

R: ¿Cuáles crees que son los principales valores del mototurismo?

L: El mototurismo para mi es una forma de vida más que un deporte. Viajar en moto no tiene nada que ver con viajar en coche, en autobús o en un barco. Viajar en moto es un viaje activo en el que estás en constante contacto con el exterior: hueles las cosas que hay en el campo, notas el frío, el calor, te mojas… Por eso para mi un valor principal del mototurismo es que te permite desarrollar una gran capacidad de adaptación, que con otros medios de viaje no desarrollas.

Luis Oromi 2

R: ¿Hay algo que eches de menos cuando viajas?

L: Cuando viajo no echo nada de menos. Pero sí es cierto que, aunque la gente considere a los viajeros como yo, aventureros, personas rudas o duras, la verdad es que de lo que más disfrutamos es de la vuelta a casa, aunque pueda parecer una incongruencia. Realmente, no echamos de menos nada cuando viajamos, pero cuando volvemos a casa nos encanta estar con la familia y los seres queridos. También es verdad que al poco tiempo ya empezamos a crear nuevos objetivos, nuevos desafíos y nuevos viajes, pero es algo que se disfruta.

Tips y consejos de viaje

R: Ahora cuéntanos todos esos secretos que aplicas para planificar tus viajes ¿Qué crees que no puede faltar en el equipaje de un motoviajero?

L: Creo que en el equipaje de un motoviajero no puede falta nunca un mapa de papel. En mi opinión no hay nada, ningún GPS ni ningún navegador, que pueda sustituir nunca a un mapa en papel. No hay nada comparable a sentarte tranquilo a leer un mapa frente a un café, a una cerveza o a un vaso de agua.

R: ¿Qué consejos le darías a alguien para organizar un buen viaje en moto?

L: El principal consejo que le daría a una persona que quiere organizar un viaje en moto, ya sea corto o sea largo, es que lo priorice ante todo y que le ponga fecha. Esta es la manera de comprometerte para hacerlo, que el viaje no sea simplemente un proyecto y que se convierta en una realidad. Seguro que os suena la situación de encontrarte con un amigo por la calle y decir la típica frase de ¡cuánto tiempo sin verte, un día de estos nos tomamos un café! y la realidad es que al final nunca llegas a tomar ese café. Para un viaje es igual, cuando te planteas hacerlo es imprescindible que pongas una fecha, lo priorices ante todo y lo desees mucho. Si no, muchos viajes tristemente se quedan en eso, en proyectos.

Luis Oromi 3

R: ¿Cuál crees que es la preparación previa que cualquiera debería aplicar antes de un viaje?

L: Lo principal es tener muchas ganas de hacer el viaje, tener un mínimo conocimiento de tu moto y un poco de experiencia en el mundo de las motos. La improvisación puede parecer muy bonita, pero yo siempre digo lo mismo: a mi no se me ocurriría cruzar el estrecho de Gibraltar a nado haciendo simplemente un cursillo de natación de un fin de semana. Con los viajes en moto pasa lo mismo: debes proponerte retos que puedas asumir, en los que cuando vengan los problemas puedas solucionarlos y que te permitan desarrollar lo más importante, que es la capacidad de adaptación.

Cuando planeas un viaje con un cierto nivel de riesgo, a destinos complicados o que pueden llegar a serlo, simplemente, haz tu presupuesto, échale muchas ganas, priorízalo y ten siempre presente la sensación de humildad; con eso, seguro que sale bien. No creo que haga falta una gran moto y una preparación extraordinaria. Con cosas muy sencillas como una bolsa, un poco de ropa, cierta de información sobre donde vas a ir y las ganas de hacer el viaje pienso que es suficiente.

R: ¿Cómo gestionas tu seguridad y cómo de importante crees que es el estado de salud en estos viajes?

L: Creo que todo esto es muy relativo, evidentemente puede surgir cualquier problema y lo más importante es que tienes que estar preparado para afrontarlo. Lo más probable es que te surjan muchos menos problemas de los que te imaginas. Respecto a la salud, creo que debes estar en un estado decente, debes cuidarte y prepararte un poco físicamente antes del viaje.

BMW GS 650.

R: ¿Qué objetos o gadgets crees que son imprescindibles para un viaje en moto?

L: Quizás soy muy básico, pero lo único imprescindible en mis viajes es mi navaja multiusos. No llevo cámaras, únicamente el teléfono para sacar alguna foto, y un GPS que solo suelo utilizar para ubicarme en las ciudades grandes para ver una calle o algún punto concreto, pero la verdad es que en muchos viajes no lo abro nunca. Simplemente diría una navaja multiusos, nada más.

R: ¿Qué consejo nos puedes dar sobre cómo preparar el presupuesto de un viaje en moto?

L: En cuanto al presupuesto, creo que también es algo muy relativo. Lo principal es que seas consciente de que este tipo de aventuras son caras, muy caras. Viajar requiere de un presupuesto, de un desembolso económico que debes estar dispuesto a hacer. Por eso para mi hay dos formas de viajar: con mucho tiempo y poco dinero o con mucho dinero y poco tiempo. Tú eliges qué forma prefieres.

Toda una vida experimentando los viajes en moto

R: Hoy en día eres un motoviajero reputado con bastante experiencia en los viajes sobre dos ruedas pero, ¿cómo surgió tu pasión por viajar en moto?

L: No sé muy bien cómo surgió mi pasión por viajar en moto, pero sí te diré una cosa que muy poca gente sabe y que me sirvió de inspiración. Yo nací en un pequeño pueblo cerca de Lérida y a los 10 años todos mis compañeros y amigos pedían un balón, unas botas o unas medias de fútbol. Yo, en cambio, le pedí a mi madre que me enseñara a coser y, aunque mi madre se extrañó, al final me enseñó.

Me fabriqué una tienda de campaña hecha con sacos de plástico del abono de los agricultores y con un cordel de atar chorizos. Ataba la tienda de campaña a mi bicicleta, iba pedaleando y la montaba a las afueras del pueblo, me metía dentro y pasaba muchas tardes así. Cuando llegaba la hora, la volvía a plegar, la ponía en la bici y volvía a casa. Así hice mil viajes en bici, pero creo que ahí surgió mi pasión por viajar, por conocer y por vivir.

Luis Oromi 4

R: ¿Te has planteado quedarte a vivir en alguno de los sitios que has visitado?

L: Sí, muchas veces me he planteado quedarme a vivir en alguno de los sitios que he visitado. Son cosas que se te pasan por la cabeza, pero lamentablemente los humanos echamos raíces: nuestra familia, nuestro trabajo, nuestros amigos… y cuesta mucho desprenderse de ellos. Pero sí es cierto que he tenido esa tentación varias veces.

R: ¿Qué prefieres, viajar en solitario, en pareja o en grupo?

L: Para mi hay dos grandes tipos de viajes: los viajes en grupo, con amigos, y los viajes que haces con todo el mundo, es decir, tú solo. Cuando uno viaja con un grupo puedes hacer un gran viaje, un viaje excepcional, pero a veces tambien hay muchos problemas y viajes que se convierten en pesadillas. Te puedo decir que se conoce a la gente en un viaje.

En cambio cuando viajas solo, tú decides con quien hablas y con quien no, y ese viaje siempre se convierte en una aventura. Mis mejores aventuras, mis mejores momentos y mis mejores vivencias me han ocurrido cuando he viajado solo. Últimamente también disfruto mucho de viajar con mi pareja, que es una gran motorista, y los dos disfrutamos mucho juntos. Pero si me haces poner un orden, en primer lugar siempre estarán los viajes en solitario.

R: ¿Has calculado cuantos kilómetros has recorrido en moto a lo largo de tu vida?

L: Es una pregunta que me ha hecho muchísima gente, pero en realidad no me preocupa en absoluto. Yo no viajo para acumular kilometros, viajo para acumular experiencias. Un día decidí que prefería tener un pasaporte lleno de sellos a una cuenta en el banco llena de ceros, y así lo hice. Por lo tanto, no lo sé… Muchos, probablemente más de un millón, pero no lo sé con exactitud.

Luis Oromi 5

R: ¿Cuál es la moto a la que le has hecho más kilómetros?

L: Yo creo que la moto a la que le he hecho más kilómetros es una BMW GS 1000 Paris Dakar o quizá la anterior, una BMW GS 1000, de esas que las llamaban el taxi de Barcelona. En un año les podía hacer 40.000 o 50.000 kilómetros y en un par de años ya las tenia que vender porque tenían más de 100.000. Creo que, de todas, la BMW GS 1000 Paris Dakar fue a la que le hice más kilómetros: crucé Argelia con ella, hice la vuelta a España, fui a Elefantes muchos años, viajé a Marruecos muchas veces a hacer campo, por los desiertos… con esa moto hice cientos de miles de kilómetros.

R: ¿Qué países has visitado con tu moto?

L: En moto he visitado muchos países, un día se me ocurrió contarlos y creo que estaban por los 60 o 70 países diferentes. Pero, como te dije como con los kilómetros, no es algo que me preocupe ni que me ponga a contar. Al final yo viajo donde me gusta, donde me apetece y donde puedo.

¿Sabes de lo que huyo? De los viajes estándar, como ahora que todo el mundo dice que hay que ir al Cabo Norte o que hay que hacer la transpirenaica porque está de moda. Yo he estado en los Pirineos toda mi vida, son mi casa, pero nunca he hecho la transpirenaica. A Cabo Norte no he ido nunca y, ¿sabes cuando me gustaría ir allí? En noviembre o en diciembre, eso sí que es una aventura. La verdad es que yo respeto mucho a toda la gente que va a Cabo Norte, pero para mi eso es un paseo, muy respetable, pero huyo bastante de los destinos de moda.

Interview with Luis Oromi

R: ¿Cuántas motos has tenido a lo largo de tu vida y cuáles son tus preferidas?

L: No sé exactamente cuántas motos he tenido, he perdido la cuenta, pero son muchísimas. Son mi pasión y disfruto mucho comprándome motos nuevas, así que no puedo darte un número concreto.

En cuanto a cuáles son mis motos preferidas, los que somos unos frikis de las motos y nos gustan todas lo tenemos muy difícil para escoger una que sea la preferida. Puedo disfrutar igual de una 125, que de una 3.5, como de una 500; con todas disfruto mucho porque creo que lo divertido es adaptarse a cada moto. Cualquier moto es válida para cualquier aventura si el motorista sabe lo que lleva entre manos.

Quizás, la moto que más es disfrutado es la que comenté antes, la BMW GS 1000 negra y amarilla que le llamaban el taxi de Barcelona. También disfruté muchísimo con una Yamaha Tenere de doble faro, refrigerada por aire; con esa moto hice grandes aventuras y le tengo mucho cariño.

R: ¿Cuál crees que ha sido el momento más emotivo y feliz de tus viajes?

L: Evidentemente, en mis viajes ha habido momentos de todo tipo. Cuando viajas a países complicados o difíciles, con una situación que puede llegar a ser peligrosa, pasas momentos de todo tipo. Momentos felices ha habido muchos también, pero creo que los momentos más felices para un viajero son cuando vuelves tu a casa, abrazas a tu compañera, tu perro salta y te da un par de lametazos y duermes en tu cama.

R: ¿Cuáles han sido las situaciones más difíciles a las que te has enfrentado en tus viajes?

L: Los peores momentos que recuerdo fueron cuando tuve problemas en estos países complicados en África. En Libia tuve que recoger a un compañero que tuvo un accidente y lo tuvimos que sacar como pudimos. En Marruecos también tuve un incidente muy complicado, en el que tuve que sacar a unas personas con unos problemas muy graves porque habían tenido un accidente. En Etiopía estuve a punto de tener un accidente y degollarme con un cable. En Kenia me pusieron un fusil en la barriga y en Mozambique me metí en un campo de minas sin darme cuenta. Hubo momentos muy duros, pero cuando viajas siempre hay momentos duros; son los menos, pero los hay.

Interview with Luis Oromi

R: ¿Cuál ha sido tu mejor viaje y tu ruta favorita?

L: Para mi todos los viajes son buenos. Lo que sí te puedo decir es cuál ha sido mi peor viaje, el peor viaje para un viajero: aquel que jamás hiciste o que tuviste que cancelar, ese es el peor viaje. Pero mi mejor viaje son todos, quizás porque tengo esa capacidad de adaptación, con la que le doy la vuelta a los viajes. Así fuera durmiendo en una cuneta, comiendo una lata o un bocadillo de cualquier cosa o durmiendo entre animales he seguido disfrutando. Me costaría buscar el mejor viaje.

Y en cuanto a rutas, si tuviera que escoger una favorita te diría que una gran ruta muy bonita es cruzar África. Cruzar África es precioso, es el continente de las aventuras, nunca te deja indiferente. Te creará rechazo o te enganchará y te meterá el veneno de África en tus venas, pero jamás te dejará indiferente.

R: ¿Cuáles son los lugares más bonitos en los que has estado?

L: La verdad es que he podido estar en sitios muy bonitos. Hay un lugar en el desierto del sur de Libia que se llama los Oasis de Ubari. Es precioso, de película. Si buscas fotos en internet verás que es precioso, un paraíso en medio del desierto. También he estado en otros sitios espectaculares, como puede ser la costa del Índico de Mozambique, que es tan desconocida como espectacular.

Estuve en una ciudad pequeñita que se llamaba Pemba, donde me quedé en el camping de un australiano y era impresionante. Eran unas cabañas de paja muy humildes pero también preciosas y agradables, con un buen ambiente entre viajeros. Otro sitio muy bonito al que fui es Beirut; llegué a Beirut en moto pasando desde Siria al Líbano y me impresionó. De hecho, toda la carretera que va desde la frontera de Siria con el Líbano y baja hasta Beirut por la costa del mediterráneo es espectacular.

R: ¿Hay algún viaje en moto que todavía no hayas hecho?

L: Pues sí, me alegra que me lo preguntes. Hay un viaje en moto que todavía no he hecho que es el quinto continente: Australia, Nueva Zelanda, Indonesia… De hecho, estaba preparando un viaje a Indonesia, a una isla preciosa llamada la Isla de Flores, cuando vino la pandemia y nos desbarató todo. Pero bueno, está en el tintero y estoy seguro de que algún día lo haré.

Interview with Luis Oromi

R: Recomiéndanos un viaje que no nos podamos perder.

L: Ya sabes que soy un enamorado de África, por lo que creo que este es un viaje que nadie se debería perder. Recomiendo mucho Kenia y Uganda, donde se puede ver el gran Lago Victoria, un destino espectacular. Sus gentes, su alegría, sus grandes paisajes, la fauna y el poder moverte con la moto entre animales… este es un viaje que recomiendo y que yo mismo volveré a hacer.

R: ¿Cómo llevas la soledad en la ruta?

L: Quizás la soledad sea lo más duro de este tipo de viajes, pero también te diré que la soledad voluntaria es muy bonita, la soledad mala es la soledad obligatoria. Estar solo cuando te apetece es bueno: te conoces a ti mismo, te escuchas y esto es un aprendizaje muy interesante.

R: ¿Qué tipo de conducción disfrutas más: por carretera, trail…?

L: El tipo de conducción que más me atrae y que más disfruto es la conducción a la que llamamos de tipo trail. Aunque creo que ahora el trail está mal entendido: está de moda y la gente se cree que es meterte en berenjenales por caminos off road, y nada más lejos de la realidad. El trail es viajar, buscar lugares bonitos a base de avanzar dejando a un lado el asfalto, lo negro, y metiéndote de lleno en lo marrón.

Un viaje mixto, por zonas rurales que te permitan conocer a gente sencilla y mezclarte con ellos escuchando sus historias y hablando con toda la gente de los pueblos, con humildad. De esa manera nunca tienes problemas, ya que muchos de los problemas que la gente nos relata están causados por ellos mismos, por su egoísmo, su arrogancia o sus faltas de respeto.

 Luis Oromi Tanzania

R: ¿Qué pasión compaginas con las motos?

L: Por supuesto, durante toda mi vida, mi gran pasión han sido las motos. Pero también practico otras pasiones como son leer, salir en bici… También disfruto mucho de andar por el campo, por zonas rurales por la montaña en invierno, eso me encanta.

R: Y, para terminar, háblanos un poco sobre tu libro Safari Salama, ese gran viaje recorriendo África que, además, ha servido de inspiración para miles de apasionados de los viajes en moto. ¿Cómo surgió y qué ha significado para ti este libro?

L: Safari Salama surgió de un libro que se llama Operación Impala. Este libro trata cómo unos motoristas catalanes cruzaron toda África con dos Montesas Impala; yo leí este libro y dije, algún día haré esto. Busqué una fecha, un motivo y un pretexto y lo prioricé ante todo. Esta fecha fue mi 50 cumpleaños, cuando decidí enviar una moto a Sudáfrica y cruzar el continente de sur a norte en solitario. Ahí surgio Safari Salama.

Para mi, este libro en realidad es un tributo a los niños que me fui encontrando durante la ruta, porque Safari Salama significa buen viaje en suahili. Los niños siempre me lo decían y yo no sabia qué significaba hasta que un amigo me lo contó. Cuando descubrí qué significaba esta frase decidí escribir un libro con la historia de mi viaje y ponerle este título en su honor.

Safari Salama Luis Oromi

Muchas gracias Luis Oromi, por habernos ilustrado con tu enorme sabiduría que, sin duda, todos aplicaremos en nuestros viajes en moto a partir de ahora. Esperamos que os haya gustado esta entrevista y que hayáis podido encontrar consejos y anécdotas de valor para conocer un poco más a fondo el maravilloso mundo de los viajes sobre dos ruedas. Por aquí os dejamos también el enlace para los que queráis comprar su libro Safari Salama .

Share the Post:

Related Posts

Únete a nuestra newsletter para estar al día