Los mejores tips para conducir una moto en invierno

Riding a motorcycle in winter
Descubre los mejores consejos y los secretos que todo amante de las motos quiere conocer para poder disfrutar de conducir en moto en invierno de manera segura y divertida.

Una de las reglas no escritas para todo buen motero es que nunca es mal momento para salir a disfrutar de la conducción sobre dos ruedas, incluso en invierno. Lo cierto es que conducir una moto en invierno puede ser un reto desafiante, en el que hay que estar más pendiente de la precaución en la carretera, pero que no por ello debe limitarnos a no sacar la moto del garaje durante estos meses.

Incluso en las condiciones más frías, en los días de lluvia o cuando ha nevado, tu moto puede seguir siendo tu compañera más fiel, a pesar de que tendrás que aplicar algunos consejos básicos para mantener tu seguridad y anticiparte en cierta medida a lo que vayas a encontrar en la carretera.

Por todo esto, y aprovechando que estamos en los meses más fríos del año, en este post queremos descubrirte algunos de los consejos más adecuados que aplicamos desde REVV Ultimate Bike Tours cuando preparamos un viaje en moto en invierno. Así, te enseñaremos a enfrentar los desafíos típicos de esta época del año y a prepararte a conciencia para que nada te sorprenda mientras conduces.

Equípate correctamente para el invierno

El primer paso para una conducción segura en moto durante el invierno es tener el equipamiento adecuado para asegurar al máximo la conducción. Asegúrate de contar con una buena chaqueta y unos pantalones de moto que sean impermeables y térmicos, de manera que puedas mantener tu temperatura corporal y evitar que te cale el agua de la lluvia.

Equípate también con un buen par de guantes, que te recomendamos sean térmicos en el interior e impermeables en el exterior, y unas buenas botas aislantes. Además, si vas a recorrer carreteras, puertos de montaña o planeas pasar varias horas conduciendo por lugares con nieve, también te recomendamos que utilices ropa térmica por debajo del equipamiento específico para moto y una braga o un pasamontañas para no pasar frío en el cuello. Valora también utilizar alguna protección adicional contra el frío como puede ser instalar un cubremanos en el manillar, un parabrisas alto que te proteja del viento o, incluso, un calientamanos que te permita mantener las extremidades calientes para mejorar tu comodidad y concentración.

Finalmente, presta atención al casco y valora utilizar uno diferente para el invierno que cumpla estas características: debe ser un casco integral, con visera transparente para facilitar la visibilidad y con sistema anti vaho. También puedes valorar instalar un Pinlock en el interior de la visera, una lámina que evita el empañamiento creando una cámara de aire entre el interior del casco y la propia visera.

Motorcyle new equipement

Coloca los neumáticos adecuados en tu moto

Uno de los elementos de seguridad más importantes durante la conducción es la única parte de tu moto que va en contacto directo y constante con la carretera: los neumáticos. Comienza por revisar su estado y presión de manera constante, siempre antes de salir a la carretera e instala neumáticos específicamente diseñados para condiciones invernales.

Además, ten en cuenta que los neumáticos tardan un tiempo en alcanzar la temperatura que les permite trabajar y agarrar de manera correcta, por lo que debes prestar especial atención cuando conduzcas por carreteras frías y húmedas. Consulta cuáles son los grados de funcionamiento óptimo de tus neumáticos y conduce de manera suave durante los primeros 15 minutos hasta que aumenten su temperatura.

Igualmente, intenta evita los neumáticos deportivos en invierno, ya que tienden a tener menor agarre y les cuesta alcanzar la temperatura óptima de trabajo cuando las temperaturas son bajas. Sea como sea, piensa que incluso los mejores neumáticos no pueden prevenir todos los peligros de una carretera en invierno; es necesario que prestes atención a su comportamiento, especialmente en áreas donde la carretera esté en sombra, mojada, muy fría o brillante, ya que esto puede ser sinónimo de un suelo deslizante o con hielo.

Incluye algún tipo de protección contra el hielo y la nieve

Está claro que durante el invierno, el mal tiempo, las bajas temperaturas y las condiciones climáticas adversas como la lluvia, el hielo o la nieve son los principales elementos que influirán en la seguridad de tu conducción. En esta época, las carreteras pueden volverse resbaladizas, por lo que te recomendamos que lleves siempre contigo una cadena líquida que puedas aplicar sobre tus neumáticos.

Estas cadenas líquidas en formato spray son perfectas para aumentar la adherencia de las ruedas en superficies con hielo o nieve y, aunque suelen estar formuladas para recorridos cortos, son bastante efectivas y pueden sacarte de un apuro. Simplemente, rocía el spray sobre las llantas para formar una película viscosa que te permita traccionar las ruedas con un mayor agarre.

De igual manera, cuando encuentres carreteras con hielo o nieve, procura reducir la velocidad, aumentar la distancia de seguridad con otros vehículos, evitar los frenazos bruscos y realizar giros suaves. Además, ten en cuenta que en algunas carreteras echan sal para prevenir la aparición de hielo, un elemento que disminuirá tu adherencia, que puede llegar a ser muy peligroso en tramos de curvas y que puede ser corrosivo para los componentes de tu moto. Lávala a conciencia después de haber pasado por una carretera en la que hayas detectado sal.

Liquid chain

Instala un sistema de iluminación eficiente

Durante el invierno, cuando las horas de luz diurnas se reducen bastante, es sumamente importante contar con un sistema de iluminación eficiente, tanto para poder ver con claridad como para que otros conductores puedan distinguirnos con facilidad. Asegúrate de que todas las luces de tu moto funcionan correctamente realizando revisiones siempre antes de salir a la carretera.

Además, también es una excelente idea agregar luces auxiliares para mejorar tu visibilidad mientras conduces, por ejemplo, con unos faros antiniebla o unos faros auxiliares que te puedan ayudar a ver mejor durante la noche. De igual manera, te recomendamos que aumentes también tu propia visibilidad utilizando prendas de colores claros con bandas fluorescentes o cascos de colores llamativos para que otros conductores puedan identificarte rápidamente.

fluorescent motorcycle clothing

Haz mantenimientos más recurrentes en la moto

El consejo más útil que puedes aplicar para tener una conducción más cómoda y segura durante el invierno es realizar mantenimientos más recurrentes a tu moto. Verifica continuamente el estado de los neumáticos, los frenos, las luces y el sistema eléctrico y comprueba antes de salir el nivel de aceite y de líquido anticongelante.

Limpia y engrasa también la cadena y asegúrate de que tanto la batería como el motor de arranque funcionan de manera correcta para garantizar un rendimiento óptimo bajo cualquier condición. De igual manera, intenta encender y utilizar la moto, como mínimo, un par de veces a la semana y procura dejarle siempre el tanque de gasolina lleno para que no entre la humedad y se pueda oxidar.

motorcycle maintenance

Consulta las condiciones meteorológicas y planifica la ruta con antelación

Antes de salir a la carretera, verifica siempre cuáles serán las condiciones meteorológicas que afectarán a tu jornada y planifica tu ruta en base a ellas. Puedes llevar instalada una aplicación como Windy y activar las notificaciones en tu móvil para que te vaya informando de los avisos sobre el clima que deberías tener en cuenta, como la predicción de nieve o de ráfagas de viento.

Igualmente, también es recomendable que dediques un tiempo a conocer y estudiar la ruta que vas a seguir, para poder evitar carreteras difíciles o propensas a la acumulación de hielo y para poder tener claro qué rutas alternativas podrías tomar si te encontrases con alguna situación compleja. Ten en cuenta las horas de salida y puesta del sol para aprovechar bien las jornadas de conducción y evita los tramos en sombra que puedan acumular hielo durante más tiempo.

Conducción defensiva y preventiva

Finalmente, el último consejo para conducir una moto en invierno es que practiques una conducción defensiva y preventiva. Esto quiere decir que trabajes en ser totalmente consciente de tu entorno, anticipándote a los peligros y manteniendo una actitud de concentración máxima durante todo el trayecto. Debes estar preparado para poder reaccionar de manera rápida y efectiva para evitar situaciones peligrosas e intentar mantenerte calmado para poder tomar buenas decisiones.

Piensa que siempre será una decisión acertada parar de conducir cuando las condiciones meteorológicas sean demasiado adversas o cuando notes que no estás del todo seguro conduciendo. Es mejor tomarse un descanso y llegar más tarde que intentar llegar a destino arriesgando tu propia seguridad. Igualmente, durante el invierno intenta reducir la velocidad adaptándola a las circunstancias de la vía y el clima, conduciendo con suavidad sin inclinarte en las curvas y evitando hacer zigzag entre el tráfico, ya que esto puede aumentar las posibilidades de una caída.

Riding a motorcycle in winter

Aplicando todo estos consejos estamos seguros de que podrás enfrentarte al desafío que supone conducir una moto en invierno, de manera segura y pudiendo disfrutar de la emoción de las carreteras incluso en la época más fría del año, con hielo, nieve y lluvia. Prepárate con antelación, mantente seguro durante la conducción y no tengas miedo de aprovechar el invierno sobre dos ruedas.

Share the Post:

Related Posts

Best motorcycle tours in Spain, Catalonia -BMW - REVV Travel

6 rutas escénicas para una primavera en moto

Spring is a wonderful time to plan motorcycle trips, with longer days and more stable temperatures. In this post, we uncover 6 unmissable motorcycle routes for this spring, where you’ll enjoy both riding and landscapes in equal measure.

Read More

Únete a nuestra newsletter para estar al día